Archivo mensual: julio 2011

Anatomía de un instante

Autor: Javier Cercas

Año: 2009

Libro de ensayo acerca de uno de los acontecimientos más cruciales de la democracia española, el intento de golpe de estado del 23F.

Además de aportar información de cómo se fraguó y cómo se desarrolló el golpe de estado, el autor hace una profunda descripción de la personalidad de los tres cabecillas del golpe, Armada, Tejero y Milans, y sus motivaciones, así como de los tres parlamentarios que no se arrojaron al suelo, Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo, intentando relacionar tal actitud con sus distintas personalidades.

En el libro se describen las distintas concepciones que el golpe tenía para sus principales instigadores y cómo, el golpe se truncó una vez que Armada intentó imponer su golpe político al golpe militar de Tejero. Asimismo, se narran otros pequeños detalles que también influyeron en que el desarrollo de esas horas cruciales en la historia moderna de España transcurriera hacia una resolución favorable para la democracia.

No obstante, no se profundiza demasiado en el papel del CESID en el golpe, ni se citan las supuestas grabaciones que los servicios de inteligencia habían hecho a algunos políticos informándoles de algunas operaciones no democráticas para derrocar a Suárez que, podrían haber influido en las resoluciones judiciales que exoneraron a los imputados del CESID en el 23F (de acuerdo con informaciones desveladas por el periodista Fernando Rueda).

De todos los personajes analizados en el libro, Suárez es aquel cuya personalidad y trayectoria se estudia más a fondo, siendo algo crítico con su figura, aunque haciendo justicia al papel que desarrolló en la historia de su país, que pudo cumplir gracias a sus dotes que le hacían perfecto para destruir el franquismo y nefasto para gobernar en democracia.

Sin embargo, las críticas más veladas aunque menos explícitas, son para el rey, resaltando su apoyo a la democracia como única garantía para consolidar la monarquía, la utilización de Suárez como el político más adecuado para los fines perseguidos por el monarca o cómo, una vez Suárez se consideró legitimado por los votos para librarse de la tutela del rey y su política comenzó a hacer aguas, el Borbón lo repudió, dando pie a que determinados políticos y militares planteasen salidas forzosas del presidente, con fórmulas que pensaban agradaban al jefe del estado.

En resumen, una lectura recomendable para aquellas personas interesadas en aquella época de nuestra historia reciente y de sus principales protagonistas

1984

Autor: Goerge Orwell

Año: 1949

Novela de culto, de la cual, se suele decir que sigue teniendo cierta vigencia, haciendo algunos paralelismos entre algunos aspectos político-sociales, que describe la novela y determinados aspectos de la actualidad, siempre bajo un prisma conspiranoico.

La novela, a través de Winston Smith, su protagonista describe una sociedad ficticia, trasladada al futuro más de 30 años en relación a su época, en la cual, el estado posee un control absoluto sobre la conducta y el pensamiento del ciudadano. La humanidad se halla dividida en tres grandes superestados que pugnan por el control mundial, quedando al margen las zonas más subdesarrolladas del planeta que son esclavizadas por estos tres estados.

La situación que se describe acontece en el estado de Oceanía, que engloba el mundo anglosajón y América Latina, si bien, las técnicas aplicadas en este estado son comunes a las otras dos potencias.

Las herramientas de control social son muy eficaces y se basan en que únicamente es real aquello de lo cual la población tiene noticia. Por ello, el control de la información es vital, hasta el punto de que los acontecimientos pasados se reescriben a conveniencia y, no queda constancia de que lo que ha acontecido es distinto a lo que el estado sostiene, salvo en la memoria de los individuos. Asimismo, el miedo infringido a los ciudadanos mediante el mantenimiento de un supuesto y continuo estado de guerra o el odio hacia determinados iconos establecidos como enemigos peligrosos, permite afianzar el total poder del estado sobre la ciudadanía.

No obstante, una de las herramientas más significativas con las que cuenta el estado son las telepantallas que todos los ciudadanos tienen en sus hogares y en sus centros de trabajo, mediante las cuales “el gran hermano” vigila a todos. Únicamente hay una parte de la masa social que se encuentra a salvo de esta vigilancia, los proles, o escalafón más bajo de la escala social, que no plantea ningún problema y que, en cierto modo, serían los que mayor consciencia de libertad poseen.

Winston pretende rebelarse contra este estado de cosas, desafiando incluso ciertas normas no escritas aunque establecidas que no permiten a los ciudadanos tener aventuras amorosas. Con el apoyo de una compañera y, con la esperanza de que los proles son la solución, se aventura a una misión que parece condenada al fracaso.

Una novela que cualquier aficionado a la lectura no debe dejar de leer, que invita a reflexionar acerca de lo sencillo que puede resultar que una pequeña minoría controle a la mayoría, si cuenta con los mecanismos adecuados.