El laberinto de oro

Autor: Francisco J. de Lys

Año: 2001

Segunda entrega de las aventuras de Gabriel Grieg. En esta ocasión, tras haberle sido reclamado el pago de una deuda que había contraído en un misterioso pacto con un oscuro personaje, Gabriel se ve inmerso, junto con Lorena, su enigmática compañera de viaje en esta aventura, en la búsqueda de un objeto directamente entroncado con el oro alquímico que, supuestamente se había producido en Barcelona siglos atrás. En esta búsqueda, guiada por una senda marcada por simbólicas monedas, Gabriel y Lorena se internan en un peligroso juego por las callles de Barcelonaen el cual, los pactos demoníacos acechan por todas partes, sabiendo que sus vidas están en peligro si no encuentran el preciado objeto que persiguen.

La primera impresión tras afrontar la lectura parece concluir que segundas partes nunca fueron buenas pues, la novela tarda más en alcanzar el ritmo trepidante de su antecesora en la saga “El alfabeto de babel”. Además, pueden resultar un poco pesadas las excesivas alusiones a lugares de Barcelona (para alguien que no es de esta ciudad), en ocasiones totalmente artificiosas, lo cual no desmerece el gran trabajo de documentación realizado por el autor al respecto. Asimismo, las excesivas alusiones simbólicas pueden dejar un poco despistado al lector.

Sin embargo, a medida que transcurre el relato, éste se va haciendo más interesante e intrigante, creciendo en intensidad hasta el final, momento en el cual el lector puede pensar (como fue mi caso) que se ha perdido algo. Y es que la intrincada trama tejida por el autor llega hasta un nivel que, si no has estado atento a todos los pequeños detalles que la obra ha ido tejiendo desde su inicio, te resulta complicado comprender en su totalidad el desenlace. Esto supone un gran problema si escuchas la obra en vez de leerla, ya que resulta complicado rescatar los pasajes que contienen aquellos detalles que se pudieron haber pasado por alto. La consecuencia de todo ello es tener que releer parte de la obra.

Así pues, se trata de un libro muy recomendable pero demasiado complejo en su desenlace, recordando a aquellas películas cuyo final te hace ejercitar las neuronas para poder atar todos  los cabos.

5 Respuestas a “El laberinto de oro

  1. Hola.. El enlace me da error

  2. gracias por tu tiempo y por resubirlo a mega …va super rapido