El papa rojo

Autor: Juan José Benítez

Año: 1992

Novela del autor de la saga “Caballo de Troya” que en esta ocasión nos describe una complicada trama vaticana, que comienza con la muerte del Papa y de la cual, no se puede avanzar demasiado sin desvelar al lector pasajes que debe ir descubriendo por sí mismo.

Respecto a la trama, he de decir, que a pesar de su fantasiosidad, está bien fundamentada, en cuanto a los operativos que se detallan con extensa meticulosidad (en ocasiones la ejecución de los operativos se narra minuto a minuto, lo que, puede llegar a resultar excesivo y hasta pesado) y desvela una alto nivel de imaginación y trabajo, por parte del autor, en lo relativo a lo rebuscado de los acontecimientos que se van sucediendo.

Es por ello que, una vez alcanzado el nivel más alto de expectación para el lector que espera que el desenlace desvele múltiples incógnitas que se han ido tejiendo a lo largo del relato, el abrupto final irrumpe de un modo tal que el lector se queda  pasmado, preguntándose si se le ha pasado alguna clave o no ha interpretado algo correctamente.

Personalmente creo que en este tipo de novelas, en las que el relato va incrementando la intriga, poder construir un final acorde con el clima creado, es complicado y una buena resolución o, un atajo (como creo que es este caso) es lo que diferencia a las buenas obras de las demás. También hay que tener en cuenta que, en ocasiones, las presiones para entregar el trabajo a la editorial, precipitan el final, evitando una buena conclusión.

Por otra parte, he detectado un error que, desconozco si se trata de algo achacable al autor, o está introducido deliberadamente por alguna razón. La cuestión es que, si un personaje es sometido a una operación de cirugía estética, para convertirse en el doble de otro, no tiene mucho sentido que se entrevisté con éste y pase inadvertido, o que, se entreviste con una periodista amiga suya (aparentemente con su verdadera  identidad y una vez reformado su rostro) y que tampoco pase nada.

En resumen, novela interesante que, presumiblemente, le dejará con la miel en los labios.

Los comentarios están cerrados.