No abras los ojos

Autor:; John Verdon

Año: 2010

Novela policíaca que supone la segunda entrega de las aventuras del investigador David Gurney.

En este caso, al policía retirado le presentan un caso que le resultará lo suficientemente atractivo para abandonar su retiro profesional, obviamente, contra la voluntad de su esposa. Se trata del brutal asesinato de una mujer, durante la celebración de su boda, que resulta decapitada.

A pesar de que todas las pistas apuntan hacia un trabajador de la propiedad del marido de la víctima, hay una serie de pruebas que carecen de sentido y, la policía está estancada, por lo cual, el inspector retirado, será la principal baza para relanzar la investigación (con el esperable enfado de los ineficaces responsables policiales) para poder llegar al asesino, que parece haberse esfumado.

La novela resulta muy entretenida, quizás superando la primera entrega (“Sé lo que estás pensando”). Se trata de uno de esos relatos que, sin poseer una gran calidad, presenta la habilidad de atrapar al lector, especialmente por la construcción de la trama que, a medida que avanza, va ganando en intensidad, a través de las complicaciones que se van presentando y que hacen que lo aparente resulte totalmente equivocado. También hay que hacer constar que se trata de una historia muy yanqui, en el sentido en que, como sucede con ciertas películas o series que desde allí se exportan, las tramas se construyen en base a historias que parecen bastante irreales en cualquier otra parte del mundo. Asimismo, están presentes otros aspectos típicos de la forma que abordan estas temáticas desde aquel país como que, a pesar de lo escabroso de alguna de las situaciones en la que se desarrolla el relato, no se describe ningún detalle explícito que pueda herir la sensibilidad del lector de aquella sociedad tan puritana para algunas cosas, o que el relato no se aparte casi nada de la trama principal. Dicho pragmatismo hace que apenas se entre en aspectos personales de los protagonistas, más allá de la complicada relación que mantiene el protagonista principal con su mujer.

En resumen, novela puramente policíaca que entretiene mucho.

Una respuesta a “No abras los ojos

  1. Gracias por tu generosidad al compartir tus hallazgos y comentarios tan acertados.. Realmente muy entrenida la novela, con buen ritmo y sentido del humor que siempre viene bien. Cariños..