Los enamoramientos

Autor: Javier Marías Año. 2012. En esta ocasión, el autor vuelve a crear una novela en la que de nuevo juega con la muerte de un personaje, al igual que ha hecho en trabajos previos, si bien, en este caso, el enamoramiento aparece como telón de fondo a lo largo de toda la historia. La novela está narrada en primera persona por la protagonista quien conoce a un matrimonio con el que coincide todos los días en una cafetería en la que desayunan. La trágica muerte de él, las causas y las consecuencias que de ella se derivan constituye la trama argumental en base a la cual gira la trama. Hay que decir que la novela está escrita con una prosa brillantísima, seguramente de lo mejor que se pueda encontrar hoy día en el panorama nacional. Asimismo, el autor pone en boca de los protagonistas profundas y sagaces cavilaciones acerca de determinados aspectos que rodean la trama, que rayan lo filosófico, y que, si bien en algunas ocasiones pueden resultar de gran crudeza, a poco que reflexionemos, nos llegan a parecer de una cotidianeidad muy realista. Sirva como ejemplo de tales reflexiones el siguiente pasaje: “Cuando uno desea algo largo tiempo, resulta muy difícil dejar de desearlo, quiero decir admitir o darse cuenta de que ya no lo desea o de que prefiere otra cosa. La espera nutre y potencia ese deseo, la espera es acumulativa para con lo esperado, lo solidifica y lo vuelve pétreo, y entonces nos resistimos a reconocer que hemos malgastado años aguardando una señal que cuando por fin se produce ya no nos tienta, o nos da infinita pereza acudir a su llamada tardía de la que ahora desconfiamos, quizá porque no nos conviene movernos. Uno se acostumbra a vivir pendiente de la oportunidad que no llega, en el fondo tranquilo, a salvo y pasivo, en el fondo incrédulo de que nunca vaya a presentarse”. Dicho todo esto, cabe destacar que la novela desarrolla la trama fijándose más en la forma que en el fondo, por lo que, a diferencia de lo que podíamos encontrarnos en “Mañana en la batalla piensa en mi”, en esta ocasión el relato no atrapa y, si dejamos a un lado la brillantez del estilo de narración y nos vamos al entretenimiento, puede llegar a resultar un poco lenta o aburrida, a pesar de la manera tan hábil con la que el autor consigue crear dudas acerca de ciertos aspectos de la narración. En resumen novela no recomendable para quien busque principalmente entretenimiento y recomendable para los amantes de la buena prosa. https://www.cubby.com/p/_ecd0536407674c4eab960d46c1b5d8df/LE_JM

Los comentarios están cerrados.