Archivo mensual: septiembre 2013

El gran engaño

Autor: Agustín Bernardo Palachi

Año: 2013

Novela de intriga que comienza con la muerte de un acaudalado financiero afectado por la caída de Bernard Madoff. Pese a la versión oficial de suicidio, su hija Brisa descubre una serie de indicios que le hacen pensar que se trata de un asesinato y comienza a indagar en las cuentas que su padre tenía en paraísos fiscales.

Por otra parte, Roberto es un inspector de hacienda que suele ser requerido para investigaciones policiales y, cuando solicitan  su participación en un nuevo caso, recibe una inquietante visita que le hará replantearse su papel en la investigación.

La novela resulta entretenida, pese a que, en ocasiones, en boca de sus protagonistas, el autor se pierde un poco en reflexiones que intentan dejar explícitos mensajes, que no por ciertos, encuentran un hueco lógico en el relato.

Me pareció bien construida y documentada la parte de la trama que se centra en las actividades ilegales de los negocios financieros y su relación con la delincuencia a gran escala. También me gustó mucho el personaje de Brisa, construido con mucha originalidad.

Quizás cuando acabas la novela te quedas con la sensación de que falta algo, es decir, que falta alguna cosa por cuadrar. En cualquier caso, me parece una novela recomendable.

La verdad sobre el caso Harry Quebert

Autor: Joel Dicker

Año: 2013

Se trata del fenómeno literario del verano (y posiblemente del año) y en realidad no faltan motivos.

Marcus es un escritor cuya primera novela ha tenido un gran éxito, pero no le surge la inspiración para su segunda novela y las presiones que soporta  de su editor son terribles. Por ello, acude a su amigo y mentor Harry Quebert, quien le convirtió en el escritor que es.

Marcus descubre accidentalmente que Harry mantuvo una relación con Nola, una niña que contaba con 15 años cuando él tenía 34. Más tarde, se descubre el cadáver de Nola, que llevaba años desaparecida, en la propiedad de Harry, lo que le convierte en acusado de asesinato.

Marcus, convencido de la inocencia de su amigo, comenzará una investigación dirigida a encontrar al asesino de Nola, lo que implicará destapar muchos trapos sucios en una pequeña población muy tradicional que esconde muchos secretos.

La narración alterna tres escenarios temporales, el presente en 2008, el verano de 1968 cuando se produjo la desaparición de Nola, y 1998, año en que Marcus conoció a Harry.

En lo relativo a la esencia de la novela (intriga y suspense), hay que decir que es magistral, logrando mantener el suspense hasta el final  y trazando una resolución brillante y bien hilada (no puedo decir más acerca de las bondades de la resolución para no dar pistas a los lectores que les estropeen un gran final).

Pero la novela es mucho más que eso. Así, tenemos la relación de maestro alumno que se convierte en sólida amistad, cuya lealtad se mantiene, incluso después de conocer pasajes que derrumban las certidumbres que hasta entonces tenía una de las partes.

También está la adoración que las gentes humildes de un pequeño pueblo norteamericano profesan por el desconocido recién llegado, a quien encumbran sin comprobar si realmente es lo que dice ser. Y, en este sentido, también es destacable ver cómo alguna de esas gentes pretende modificar sus costumbres y comportamientos, haciendo gala de unas maneras que ese supuesto gran hombre no demanda ni espera.

Y, aunque pueda pasar desapercibida, la novela también relata una bella historia de amor (ó quizás más), aunque no sea muy convencional.

Los personajes están muy bien construidos y son muy llamativos los papeles femeninos otorgados a las madres.

Como única pega, no me ha parecido muy creíble que un policía encargado de una investigación intente resolver el caso en compañía de un escritor que, además, va a escribir un libro sobre la investigación.

A pesar de esto, me ha parecido una gran novela que recomiendo fervientemente.

Búscame donde nacen los dragos

Autora: Emma Lira

Año: 2013

Bonita novela que nos sumerge en la historia de los primitivos moradores de las Islas Canarias.

Marina, la protagonista de la novela, huye de Madrid, tras un revés sentimental, y se refugia en un hotel rural de Tenerife, que conocía previamente, debido a sus trabajos periodísticos relacionados con guías turísticas.

La amistad y confianza que Marina tiene con los propietarios de este alojamiento permite que éstos le muestren un cráneo procedente de un descubrimiento arqueológico producido hace muchos años en la propiedad, que supuestamente pertenece a un enterramiento guanche (los nativos de la isla de Tenerife).

Marina se sumerge en el estudio de la procedencia del cráneo, en parte como una vía de escape de la difícil situación personal que atraviesa. Esto hará que, a medida que su búsqueda va dando sus frutos, se sienta cada vez más atrapada y fascinada por la historia de la mujer a cuyos restos pertenece el cráneo.

Se trata de una novela entretenida, que indaga en los orígenes de una cultura primitiva, que a muchos nos resultaba bastante desconocida, dando a la vez otra versión de Tenerife, distinta a la turística que es la que normalmente trasciende. Paralelamente a las circunstancias personales de la protagonista y a los descubrimientos que van permitiendo conocer los orígenes de la calavera, se construye una trama de intriga, en base a oscuros intereses que pujan por hacerse con la posesión de los restos del hallazgo arqueológico, dotando así a la novela de un cierto halo de intriga.

También me ha gustado la forma en que la autora resuelve el final de la novela, intentando dotarla de una pincelada de incertidumbre acerca de su veracidad.