Así empieza lo malo

portada-asi-empieza-malo

Autor: Javier Marías

Año: 2014

Novela ambientada en la época de la transición española, que transcurre en la casa de Eduardo y Beatriz, un matrimonio que, a pesar de que un día fue feliz, un secreto episodio hizo que el desprecio que él manifiesta hacia ella sea notorio, especialmente para Juan, un joven recién licenciado que entra a trabajar como secretario de Eduardo, director de cine, que se dedica fundamentalmente a buscar fuentes de financiación para sus proyectos. Juan se involucra cada vez más en la vida familiar e intenta desentrañar que fue o que ocurrió para que la relación se deteriorase de la forma en la que lo hizo.

Como otras novelas de este autor, esta se caracteriza por una prosa deliciosa, posiblemente a un nivel al alcance de muy pocos, que comparte protagonismo con la trama, que suele ser simple en su desarrollo, pero brillante en su ejecución. Asimismo, la riqueza de la narración se adentra en aspectos relativos a costumbres y psicología de la conducta humana que, normalmente no se suelen encontrar en las novelas, salvo que dichos aspectos sean una parte estructural del relato. Esto puede hacer que, para determinados lectores, algunos pasajes del relato se puedan hacer un poco espesos si lo que buscan es un relato en el que primen los hechos y no tanto la forma de contarlos.

En este caso, además, nos encontramos con personajes complejos y poco habituales, al formar parte de una cierta élite cultural, que asumen con relativa naturalidad, resultando muy creíbles

También me ha gustado la controversia histórica que plantea el autor sobre ciertas actitudes de personas que, habiendo sido afines al régimen dictatorial (y habiendo disfrutado de réditos por ello), en la nueva época intentaban travestirse ante la nueva realidad democrática, visualizándose como personas que habían sido críticas con el régimen. Pese a una condena inicial de tales comportamientos, incluso citando casos concretos sin nombrarlos, el protagonista acaba adoptando una actitud práctica de aceptación de dicha conducta, en la medida en que dicho comportamiento no le hbiese perjudicado y, alegando la imposibilidad de juzgar un comportamiento colectivo que, ya fuera por acción u omisión, había adoptado la gran ´mayoría social, por afán de supervivencia.

En resumen, novela muy recomendable para los fieles de este autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s