Archivo de la categoría: Katherine Neville

Riesgo calculado

Autor: Katherine Neville

Año: 1994

Novela que se adentra en los recovecos del mundo financiero, al menos tal y como era hace un par de décadas.

La protagonista de la novela, Verity, es una joven ejecutiva de un gran banco norteamericano, que ha llegado al puesto más alto alcanzado por una mujer en ese tipo de negocios, gracias a una vida de sacrificio, de la que ha apartado cualquier otro tipo de alicientes.

Cuando una de sus propuestas es rechazada por sus superiores, Verity comprende que no puede escalar más alto en la organización y desea vengarse, realizando un robo al banco para demostrar que sus superiores se han equivocado. Pero cuando pide ayuda a su maestro y mentor, éste le propone realizar un juego, con apuesta de por medio, que consiste en competir para robar una enorme cantidad de dinero en el tiempo más corto posible.

La trama principal se alterna con ciertos saltos en el tiempo (con muy bajo peso en el libro,) en los que se narra la historia de una familia judía, pionera en el uso de determinados artificios financieros.

La trama principal se desarrollará entre operaciones bursátiles y computadoras, con una metodología operacional que, entiendo que hoy será totalmente obsoleta. Carezco de conocimientos para definir si las operaciones financieras que alimentan una parte importante de la trama son creíbles, si bien, teniendo en cuenta el historial profesional de la autora (vicepresidenta del Bank of America y asesora en istalaciones informáticas para gobiernos o empresas como IBM), es de suponer que se ha hecho con bastante rigor.

La novela no alcanza la calidad que la autora consiguió posteriormente con “El ocho”, si bien, es amena y entretenida.  Quizás puedan resultar un poco fantasiosos los dos personajes principales, jóvenes superdotados capaces de progresar profesionalmente hasta donde quieran o les dejen, si bien, lo esencial sobre ellos es el trasfondo que crea la autora. Y es que, alcanzar el éxito profesional trabajando para personas o entidades despreciables, mientras se dejan de lado otras cosas buenas que puede ofrecer la vida, es algo que hace dudar sobre la elección incluso al más ambicioso.

El ocho

Autora: Katherine Neville

Año: 1988

Novela que combina intriga e historia, alternando dos narraciones, con un mismo hilo conductor, separadas dos siglos en el tiempo.

La novela gira en torno a la ambición por poseer las piezas del ajedrez de Montglane, también conocido como ajedrez de Carlomagno, que encierra en su simbología las claves de un gran conocimiento, relacionado con la alquimia, que otorgará a quien las desvele un enorme poder.

Por una parte, se narran los acontecimientos que sucedieron tras el desenterramiento de las piezas del ajedrez en la abadía de Montglade, en Francia, donde habían estado ocultas durante siglos, ya que, tras el estallido de la revolución francesa, la abadía no era un escondite seguro. Las piezas son repartidas entre distintas monjas de la abadía a las que se les encomienda la misión de evitar que caigan en poder de las muchas personas que conocen su existencia y que ansían poseerlas. Una de estas monjas, Mireille, se convierte en la protagonista de una serie de sucesos en los que se ve envuelta para proteger las piezas, que le obligan a huir de Francia y viajar a distintos países, encontrándose con personajes históricos como Napoleón, Marat o Robespierre.  En esta parte del relato aparecen numerosos personajes históricos que de un modo u otro han estado relacionados con la búsqueda del poder que oculta el ajedrez, tales como Newton, Euler, Rousseau, Casanova o Catalina la Grande.

En la otra parte de la novela, ambientada en 1973, justo antes de la crisis del petróleo, Katherine sin saberlo, se ve envuelta en una serie de intrigas por la posesión del las piezas del ajedrez, llegando a un punto en el cuál no hay marcha atrás y, sin saber a quién se enfrenta o quien la apoya, se convierte en una más del juego en que se ha convertido la lucha por poseer las piezas. Esta parte resulta más floja que la anterior y hay un gran desequilibrio entre la trascendencia o el poder de los personajes que ansiaban poseer las piezas a finales del siglo XVIII y los que lo hacen en 1973.

Se trata de una novela muy entretenida y recomendable, resultando muy apasionante el relato de los acontecimientos que rodearon la posesión del ajedrez de Montglade en el siglo XVIII, con una buena ambientación histórica.