Archivo de la categoría: Lorenzo Silva

La isla del fin de la suerte

Autor: Lorenzo Silva9788423340514

Año: 2001

Estamos ante una novela que es, a su ve, un experimento literario, dado que, su autor permitió a sus lectores elegir por votación el camino a seguir al final de cada capítulo, entre varias opciones, así como el final del relato, que transcurre en una pequeña isla del Báltico a la cual, un millonario español invita a un grupo de amigos, entre los que está su sobrino Ismael, protagonista y narrador, en primera persona, de lo que acontece.

Lo que prometía ser una plácida estancia se convierte en una dramática situación (aunque contada con cierto tono de humor) cuando acontece el asesinato de uno de los invitados y una serie de sucesos que los dejarán aislados ante un asesino que está entre ellos.

Se trata de una novela breve, ocurrente, con un tono jocoso y de parodia, que resulta entretenido pese a que no tiene una argumentación demasiado elaborada en lo relativo al hilo conductor de los sucesos que se van encadenando que, hay que recordar que no elige el autor en su totalidad. Esto le resta un poco de intriga pero no falta el entretenimiento siempre que no se espere un relato de suspense al uso.

La marca del meridiano

Autor: Lorenzo Silva

Año: 2012-11-2

Traemos aquí a la flamante ganadora del último premio Planeta.

Se trata de una novela policíaca ordinaria (sobre todo para alguien de nacionalidad española), y con ello me refiero a que todo en ella resulta tremendamente creíble y, precisamente eso es su punto fuerte pues, a diferencia de otras novelas del género, en esta, todo lo que se cuenta no nos sorprendería lo más mínimo si mañana lo leyésemos en un periódico.

La novela aborda, en primera persona, la investigación de un caso de asesinato de un guardia civil retirado. El protagonista y encargado de su investigación, es un veterano guardia civil que compartió en su día amistad con la víctima, además de ser testigo de sus enseñanzas y de ciertos pasajes oscuros que permanecerán en la novela como algo que se intuye pero que no se conocerá hasta su debido momento.

Los procedimientos y protocolos seguidos para la investigación del caso resultan tremendamente veraces, bien documentados en su forma y añaden, para un lector español, la familiaridad de ver en sus protagonistas a personajes con quienes nos podríamos encontrar cualquier día por la calle, lo que ayuda a empatizar con el relato. Además, éstos están bien caracterizados, con un tono de humanidad que los hace muy reales.

Asimismo, la trama delictiva que el autor va tejiendo tampoco resulta inverosímil pues, en el fondo, el tipo de delincuencia que trasciende de todo ello, la vivimos cotidianamente en nuestro país.

No falta en el relato cierto tono de ironía, en boca del protagonista, cuando se abordan circunstancias de nuestro momento actual (la novela está ubicada en el tiempo presente), tocando también colateralmente la eterna contraposición política entre el centralismo y la realidad catalana, lo cual, teniendo en cuenta la pertenencia al cuerpo de la guardia civil de la mayor parte de los protagonistas, el relativo carácter apátrida que manifiesta el protagonista principal y la participación de la policía autonómica en la parte del relato que se desarrolla en Cataluña, no deja de tener cierta carga simbólica, que resulta muy de actualidad en relación con la situación política española en estos momentos.